Aprobados 473,5 MW en nuevas instalaciones de renovables en Castilla y León

Corresponden a las peticiones remitidas por los adjudicatarios de la subasta celebrada en abril de 2017

El Ministerio para la Transición Ecológica ha resuelto favorablemente diferentes solicitudes en Castilla y León, por una potencia de 473,5 megavatios, para la construcción de nuevas instalaciones de energías renovables en la Comunidad. Con esta aprobación, Castilla y León cuenta con la segunda mayor asignación, solo por detrás de Aragón, que computa en esta subasta, con peticiones ya aprobados, 1.534 megavatios, un 60 % del total.

En España, se ha dado luz verde a un total de 86 de las 113 peticiones remitidas por los adjudicatarios de la subasta, celebrada en abril de 2017, que suman 2.526 megavatios de potencia. Las 27 restantes, que representan un 736,82 MW, están en proceso de análisis.

El pasado 6 de agosto, concluyó el plazo para que los adjudicatarios acreditasen al Ministerio que contaban con la autorización administrativa para construir las instalaciones renovables que se les habían adjudicado. Se trata del último trámite del proceso, que comenzó en agosto de 2017, con la publicación en el BOE y que prosiguió con la identificación de las instalaciones por parte de los adjudicatarios, que fueron entregadas en febrero.

La subasta realizó adjudicaciones para cubrir con energías renovables una potencia de 3.000 MW: 2.979,65 en instalaciones eólicas, 1,10 en soluciones fotovoltaicas y 18,83 en otras tecnologías. Queda pendiente este mismo trámite para la segunda subasta celebrada en 2017, de 5.036,92 megavatios. La fecha límite para acreditar ante el Ministerio que se dispone de autorización administrativa de construcción es el 15 de octubre. La puesta en funcionamiento de las mismas, al igual que la subasta previa, debe producirse antes de concluir 2019.

Hito ‘verde’: eólica y solar suman 1.000 GW de potencia instalada

Entre ambas renovables han logrado sumar sus primeros 1.000 GW de potencia instalada en todo el mundo en el primer semestre de 2018, y está previsto que dupliquen esa cifra en 2023 con la mitad de inversión. La eólica acaparó el 54 %, 540 GW, y la fotovoltaica el 46 % restante, 460 GW, según apunta un reciente estudio de Bloomberg New Energy finance.

La energía renovable ha tardado 40 años en alcanzar la cifra de un teravatio, sin embargo, se prevé que se duplique en tan solo 5 años y con la mitad de inversión.

Según el informe, esta meta a precisado de una inversión superior a los 2 billones de euros. Sumar los próximos 1.000 GW, gracias a los avances tecnológicos de estas últimas décadas, costará 1.07 billones de euros, poco más de la mitad.

A pesar de las previsiones favorables, España avanza a un ritmo demasiado sosegado comparado con el de nuestros vecinos europeos. De hecho, la potencia eólica aumentó un 0,1 % en 2017 con respecto al año anterior, según el último informe del sistema eléctrico español de Red Eléctrica de España. Por su parte, la fotovoltaica instalada representa un 1 % del total mundial.

Los expertos señalan la legislación como uno de los frenos para que se pueda transitar hacia un modelo energético distinto. “Nuestra regulación actual está hecha para las energías fósiles”, advierte Jorge Morales de Labra vicepresidente de la fundación Renovables y director de GeoAtlanter.

Al ya conocido impuesto al sol, establecido en la legislación nacional, se suma en algunas comunidades, como Castilla y León, impuestos regionales que gravan la generación renovable. La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl) denuncia que la ‘ecotasa’, impuesto regional que desde 2012 grava la generación de energía renovable en Castilla y León, está ahuyentando a los inversores de energía eólica.

14/08/2018
Fuente: 
Apecyl y Expansión