Naturgy

Castilla y León pisa el acelerador en generación eólica

La apuesta eólica de empresas como Naturgy e Ibervento en Castilla y León afianza la posición de líder de la Comunidad en cuanto a potencia instalada.

Corren buenos tiempos para la industria eólica en Castilla y León. Después de unos años de ‘barbecho eólico’ en la región, Naturgy e Ibervento han levantado 16 parques eólicos con una inversión de más de 500 millones de euros. Pero el crecimiento renovable no acaba ahí; son ya muchas las empresas que están realizando inversiones en desarrollo solar.

Los expedientes administrativos para la construcción de nuevos parques de energías eólica y solar se multiplican en Castilla y León. Muchos de ellos han terminado la tramitación y comienzan las obras en una especie de ‘edad de oro’ de las renovables que han convertido a la Comunidad en líder del sector.

Las grandes empresas Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) e Ibervento (de la matriz alemana WPD) levantan 16 nuevos parques eólicos, con una inversión de más de 500 millones de euros. La firma navarra Ríos Renovables ha anunciado inversiones por más de cien millones de euros en diez plantar fotovoltaicas en la Comunidad, y más aún la madrileña Solaria, que planea ejecutar proyectos por 1.500 MW en Castilla y León para los dos próximos años, con una inversión prevista de unos 800 millones de euros. 

Después de cinco años de parón, la tendencia se invierte y comenzarán a crecer molinos y paneles solares ‘como setas’. En cuanto  a la eólica, las dos grandes empresas han comenzado la construcción sus parques en tres provincias, aunque la mayoría de ellos, 14, se instalarán en la de Valladolid. Esos parques sumarán 182 hélices de la última tecnología, capaces de producir cada una al menos 3,3 megavatios. En total, serán 603,2 MW adicionales de energía que entrarán pronto en funcionamiento, tras una inversión global de más de 550 millones de euros –de la que 500 millones corresponden a Valladolid–. Cuando se sumen a los 5.556,4 que ya hay en servicio, se traducirán en el 9,8% de toda la energía eólica generada en la Comunidad.

Y en el horizonte hay más parques que inician su tramitación en las nueve provincias. El territorio regional cuenta ya con 4.308 aerogeneradores de las más variadas características y tecnologías. Desde aquellos molinos del primer parque de la región –instalado en la localidad soriana de Ólvega en 1998–, capaces de generar cada uno sólo 330 kilovatios, se ha producido un salto tecnológico que ha multiplicado por diez su capacidad de generación, hasta los 3,3 MW que produce por regla general cada unidad actual. En cuanto a los parques solares, Solaria acaba de terminar dos grandes plantas en el municipio vallisoletano de Tordesillas, con una potencia instalada conjunta de 65 megavatios (MW). Las nuevas instalaciones cuentan con cerca de 200.000 paneles y ocupan aproximadamente 200 hectáreas. Ahora tramita otro parque en Medina del Campo, con una inversión de 16 millones de euros para 30 MW.

Otra gran empresa, Ríos Renovables, edificará también en Medina del Campo una planta de 20 MW con una inversión de 12 millones de euros, mientras 13 Roeles levantará otra de 15 MW por 8,6 millones. Son algunos ejemplos de los últimos proyectos que han obtenido ‘luz verde’ administrativa, pero los casos son numerosos en las nueve provincias de la Comunidad. Por otra parte, se produjo recientemente un cambio normativo que favorece la instalación de nuevas estaciones generadoras de energías renovables, después de un lustro de incertidumbre en el sector, que paralizó los proyectos.

Decreto

Así, las compañías del sector renovable y eólico recibieron el pasado 22 de noviembre con optimismo el Real Decreto Ley aprobado en el Consejo de Ministros sobre los parámetros retributivos del sistema eléctrico, al considerar que elimina la incertidumbre, y que favorecerá el desarrollo de los proyectos. El texto contempla la posibilidad de que las 64.000 instalaciones renovables afectadas por el recorte a su retribución, aplicado en la reforma energética que llevó a cabo el Gobierno en 2013, puedan seguir manteniendo el valor actual durante dos periodos regulatorios más, hasta el año 2031. En la práctica asegura la retribución durante 12 años. La Asociación de Empresas de Energías Renovables y la Asociación Empresarial Eólica coincidieron en solicitar «consenso y apoyo» de todos los partidos políticos.

18/12/2019
Fuente: 
El Mundo Castilla y León, Apecyl