líder

Castilla y León lidera un año más la generación eólica en España

El objetivo nacional es alcanzar un 74% de aportación renovable a la generación eléctrica nacional en 2030. Pues bien, Castilla y León ya superó esa cifra en 2018 sólo con su generación eólica, alcanzando un 80% de la cobertura de la demanda. Si se le añade el resto de renovables, Castilla y León generó el año pasado el equivalente al 144% de su demanda eléctrica con renovables.

Las otras dos Comunidades Autónomas que superaron el 50% de cobertura equivalente de la demanda eléctrica con eólica fueron Castilla- La Mancha, con un 68,6% y la Rioja, con un 53%.

En términos de generación mensual, durante el mes de marzo del año pasado, que fue muy ventoso ya que a nivel nacional se alcanzó un 33,1% de generación eólica, tanto Castilla-La Mancha como Castilla y León superaron el 100% de la cobertura de la demanda con eólica.

El viento en estas Comunidades Autónomas contribuyó a descarbonizar el consumo de comunidades limítrofes, como Madrid y País Vasco, que son grandes consumidoras de electricidad y tienen que importar electricidad de territorios vecinos.

Todas estas cifras, reafirman el potencial de la energía eólica en el mixenergético español, con una suma total de 23.484 MW eólicos instalados en todo el territorio nacional. España tiene 1.123 parques eólicos presentes en 807 municipios, con más de 20.000 aerogeneradores instalados, que cubren el 19% del consumo eléctrico. Asimismo, hay 207 centros de fabricación en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas.

De la nueva potencia eólica ya instalada en 2018, 190 MW (el 48,5% del total) corresponden a parques en las Islas Canarias. El resto de los megavatios instalados -unos 200 MW- corresponden 90 MW en Aragón, 68 MW en Galicia, 30 MW en Andalucía, 10,37 MW en Castilla-La Mancha y 2,35 MW en Cataluña.

España es el segundo país de Europa con mayor capacidad de generación de energía eólica, solo por detrás de Alemania, y el quinto del mundo.

21/03/2019
Fuente: 
Energía de Castilla y León

Gigante chino, también en renovables

Es el líder mundial en cuanto a expansión de energías renovables. El gigante chino continúa en su línea de crecimiento y promete cuadruplicar su capacidad eólica, fotovoltaica y de biomasa en el horizonte temporal de 2020.

El Gobierno de Pekín afronta nuevos retos y se ha marcado la meta de cuadruplicar su capacidad eólica, fotovoltaica y de biomasa e incrementar el desarrollo en termosolar hasta alcanzar los 3.000 MW en el año 2020, lo que significaría pasar de un incremento de 50 gigavatios registrados en 2010 a los 200 GW esperados para 2020.

El país asiático dará prioridad a la energía hidráulica en su ambicioso plan de expansión renovable. En este sentido, plantea la construcción de enormes presas con capacidad para producir 120 gigavatios (el equivalente a 120 plantas nucleares).

En segundo lugar, incrementará su capacidad de generación de energía eólica para llegar en 2015 a los 100 GW, una cifra que duplica la potencia generada en la actualidad. La industria fotovoltaica será la tercera mejor posicionada en los próximos años y aumentará su producción a 15 GW en 2017.

El gran imperio chino que promulgó su primera ley sobre renovables en el año 2005, es líder mundial en tecnología verde. Lidera el ranking de producción mundial de bombillas de bajo consumo, plantas eólicas y módulos fotovoltaicos.

Aún considerando a China como un ejemplo a seguir por el resto de potencias económicas, el país presenta todavía una importante dependencia de combustibles fósiles contaminantes como el carbón. Este combustible genera en la actualidad el 80% de la electricidad necesaria en el país y cada semana, una nueva central carboeléctrica se une a la red, lo que pone de manifiesto la necesidad por parte de las autoridades chinas de continuar con la línea ecológica desarrollada en los últimos años para acabar con esta dependencia.

Importantes estudios en la materia sostienen que el potencial de ahorro chino en cuanto a energía consumida se encuentra en torno al 50%, con las medidas adecuadas y el saneamiento de inmuebles y centrales eléctricas. Un largo proceso en el que se encuentra sumido el Gobierno de Pekín, que el pasado año invirtió el equivalente a 100 millones de dólares en tareas de expansión de la red eléctrica para llegar a parques y plantas eólicas que contribuyan a incrementar este ahorro.

31/08/2012
Fuente: 
Apecyl