España

El Gobierno asegura que España se encuentra muy por encima de la senda prevista para lograr el objetivo del 20% de renovables en 2020

Nuestro país alcanzó en 2014 un 17,3% de penetración de renovables frente al 12,1% previsto.

Para continuar impulsando la penetración de renovables, el Ministerio está trabajando en una nueva subasta para final de año, en la que participen las distintas tecnologías en concurrencia competitiva.

España se encuentra muy por encima de la senda prevista para lograr el objetivo del 20% de renovables sobre su consumo total de energía en 2020. Nuestro país alcanzó en 2014 un 17,3% de penetración de renovables en el consumo final de energía, incluyendo biocarburantes, frente al 12,1% previsto.  Para 2015 el Ministerio de Industria, Energía y Turismo prevé una cifra similar. Teniendo en cuenta que fue un año de escaso recurso hidráulico y poco viento, se confirma una tendencia al alza en la penetración de renovables.

Según Eurostat, España tiene mayor penetración de renovables que la media de la Unión Europea. Además, España está por encima de la mayoría de los países de nuestro entorno (como Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda o Bélgica), tanto por tener una mayor penetración de renovables, como porque le falta menos para alcanzar su objetivo para 2020.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo estima que, con las medidas tomadas en los últimos años, España se situará en el entorno del 18,5-19,0% de penetración de renovables sobre su consumo total de energía en 2020.  En los últimos años se han llevado a cabo diferentes acciones para impulsar la penetración de renovables: subasta de nueva potencia eólica (500 MW) y de biomasa (200 MW), introducción de eólica en Canarias (450 MW), régimen retributivo específico para biogás, biomasa, cogeneración e hidráulica (120 MW), aumento de senda la penetración de biocarburantes en automoción (hasta alcanzar el 8,5% en 2020), etc. Para continuar impulsando la penetración de renovables, el Ministerio está trabajando en una nueva subasta para final de año, en la que participen las distintas tecnologías en concurrencia competitiva.

Renovables dentro del mix de generación

En cuanto al sistema eléctrico, la penetración de renovables dentro del mix de generación no ha dejado de crecer en los últimos años.  En el primer semestre de 2016, el 50,6% de la de la electricidad producida ha sido de origen renovable. Asimismo, las tecnologías solares –fotovoltaica y termosolar– han pasado de representar el 3,4% del mix de generación en 2011 al 5,0% en 2015 (incrementándose incluso hasta el 5,6% en lo que llevamos de año 2016).

12/10/2016
Fuente: 
Ministerio de Industria, Energía y Turismo

España acumula 24 denuncias por el recorte a las renovables

Una filial de Toyota se suma a las denuncias cursadas contra el Estado

La empresa japonesa Eurus Energy, sociedad participada en un 60% por Toyota, ha presentado en marzo la vigésimocuarta denuncia contra España ante la Corte Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) por el recorte asestado a las energías renovables en nuestro país.

Esta firma cuenta con 552 megavatios de renovables en España, en Asturias y Galicia. Desde el año 2012 Eurus Energy está participada en un 40% por Tokyo Electric Power Compañy y en un 60% por Toyota Tsusho, una sociedad perteneciente al grupo Toyota.

Esta denuncia es la primera que se inscribe en el Ciadi desde noviembre del año pasado, cuando se cursó la demanda de un grupo de bancos alemanes entre los que figuran Landesbank Baden-Wüttemberg, HSN Nordbank AG, Landesbank Hessen-Thüringen Gironzentrale y Noddeutsche Landesbank-Gironzentrale.

El Estado ganó el primer caso en enero

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo celebró en enero su primera victoria internacional por los recortes a las primas de las renovables, cuando el Tribunal Arbitral de la Cámara de Comercio de Estocolmo dio la razón al Reino de España en la disputa que mantenía con los fondos Charanne B.V. y Construction, Investments S.A.R.L desde 2013.

En aquel momento quedó desestimada la demanda que estos inversores presentaron por las reformas llevadas a cabo en el año 2010 en el sector de la fotovoltaica, que supusieron un recorte a las primas que recibían por la producción de energía limpia.

También en enero el Constitucional señaló que el recorte de 2013 no era ilegal y el Supremo consideró que no era necesario indemnizar a los afectados por los recortes de 2010.

 

03/03/2016
Fuente: 
El País

La eólica española produce un 21,3% más que la europea

España representa el 18% de la potencia eólica europea, pero produce el 22% de la electricidad generada a través del viento. En concreto, por cada megavatio eólico instalado, en España se obtiene un 21,3% más de energía eléctrica que la media europea, según datos de la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad (ENTSO-E) y de la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

El ratio de aprovechamiento del recurso eólico es de 2.219 MWh por megavatio instalado en España, frente a una media de 1.743 de la UE 27 sin España y 1.828 si se incluye nuestro país.

Los seis países europeos que superan el ratio de aprovechamiento de España –Dinamarca, Portugal, Lituania, Bélgica, Bulgaria y Eslovaquia– suman un total de 12.753 MW instalados (un 15% de ellos en el Mar del Norte, donde el viento es más abundante que en tierra), frente a los 22.986 MW eólicos que España tiene instalados en tierra. En muchos casos son países en los que la instalación eólica es incipiente, por lo que los parques se sitúan en los mejores emplazamientos –los que más viento tienen– con tecnología más moderna y eficiente y, por lo tanto, su ratio de aprovechamiento del recurso es alto.

Otro ejemplo de la elevada eficiencia de los parques españoles es que, aunque España representa el 18% de la potencia eólica instalada en Europa, las instalaciones españolas producen el 22% de toda la electricidad de la UE generada gracias al viento, según datos de ENTSO-E, que es el organismo que agrupa a los operadores del sistema europeos.

Sin embargo, con el objetivo europeo de que el 20% del consumo energético proceda de fuentes renovables en 2020 a la vuelta de la esquina, España corre el riesgo de no cumplirlo. Según el informe de seguimiento que la Comisión Europea publicó en julio, 19 de los 28 miembros de la Unión Europea están en la senda adecuada para cumplir con los objetivos. Pero hay nueve estados, incluida España, que tendrán dificultades para ello. 

En su borrador de Planificación Energética, el Gobierno español indica que son necesarios unos 5.000 MW eólicos para cumplir estos objetivos, que son vinculantes. A juicio de AEE, las inversiones necesarias no podrán acometerse si no se recupera la confianza de los inversores, lo que implica necesariamente corregir determinados aspectos de la Reforma Energética.

Aerogeneradores en toda la UE
En 2014, la eólica cubrió un 8,1% de la demanda en los 27 países de la UE. En 2007, este porcentaje era sólo del 3,1% y en 2002, del 1%. La apuesta europea por la eólica se refleja en que todos los países europeos con la excepción de Malta tienen instalaciones eólicas. Seis cubren más del 10% de su demanda eléctrica con eólica. A la cabeza se sitúa Dinamarca, con un 39%. España es el tercero, con casi un 20%.

La potencia eólica en la Unión Europea aumentó en 11.791 MW –un 5,3%– en 2014, alcanzando una capacidad total acumulada de 128.800 MW (120.600 MW en tierra y algo más de 8.000 MW de eólica marina).  Alemania fue el país que más instaló, al añadir 5.279 MW. Reino Unido fue el segundo país en nuevas instalaciones, con 1.736 MW. Suecia sumó 1.000 MW. Por el contrario, países como Dinamarca, España e Italia redujeron el ritmo de instalación frente a 2013 en un 90,4%, 84,3% y 75,4%, respectivamente. En el caso español, este fuerte retroceso fue consecuencia de la Reforma Energética.

Las energías renovables generaron en 2014 el 28,7% de la electricidad total de la UE, cuando en 2007 sólo representaban el 15,7%. Según ENTSO-E, el pasado año un 57% de la generación eléctrica de la zona estaba libre de emisiones de CO2, y las renovables generaron más electricidad que la nuclear por primera vez en la historia.

21/08/2015
Fuente: 
Energías Renovables

España podría reducir un 25% su consumo energético siendo más eficiente

Un nuevo índice global encargado por Philips urge a España a convertir el desperdicio energético en un aumento de la productividad.

España podría reducir su consumo energético un 25% y estimular el crecimiento económico si adoptase las tecnologías de eficiencia energética existentes, según el informe sobre Productividad Energética y Prosperidad Económica 2015. Dicho informe, encargado por Royal Philips, es el primer índice global que crea un ranking por países en función del uso productivo que hacen de la energía y sitúa a España en el top 25, muy por encima de la media europea.

El informe avisa, sin embargo, que España corre el riesgo de ver fuera de control su uso energético debido a su reciente periodo de infrainversión en tecnología de eficiencia energética. El estudio destaca como prioridad clave el despilfarro energético en edificios y recomienda la adopción de tecnologías más eficientes como sistemas de iluminación led para lograr ahorros que pueden llegar hasta el 70%.

Estas medidas recortarían el uso energético un 27% para el año 2030, lo que estimularía el crecimiento del PIB, crearía empleo y recortaría las facturas domésticas, de acuerdo al estudio elaborado por el Consejo de Lisboa, Ecofys y Quintell Intelligence.

El índice valora las economías según su productividad energética, es decir, la cantidad de PIB que producen por cada unidad de energía que consumen. Este concepto difiere al de eficiencia energética (utilización de menos energía para la obtención de un mismo servicio).

El informe alerta de que alrededor del 98% de la energía que se produce en todo el mundo se ‘gasta’ debido a la ineficiencia. Un ejemplo sencillo de productividad energética es la cocción de un huevo, donde sólo el 2% de la energía consumida se dedica realmente a cocer el huevo. 

España podría doblar su productividad energética actual 

España produce 236.000 millones de euros de PIB por exajulio de energía utilizado, lo que la sitúa en la 23ª posición a nivel global. Este dato es muy superior a la media europea de 206.000 millones de euros de PIB por  exajulio, y sitúa a España en el sexto lugar entre los 28 Estados Miembros de la Unión. Los mejor situados en el ranking del mundo son Hong Kong (456.000 millones de euros) y Cuba (365.000 millones). De acuerdo al escenario de crecimiento de la productividad energética presentado en el informe, España podría incrementar su PIB a 471.000 millones de euros por exajulio para el año 2030.

Nuestro país ha sufrido un prolongado período de infrainversión crónica en tecnologías clave, incluyendo las tecnologías de ahorro energético. La buena noticia es que la economía española podría prosperar a la vez que reduce sus necesidades energéticas, tal y como apunta el autor del informe Paul Hofheinz, cofundador del Consejo de Lisboa, un Think Tank de Bruselas.

El informe argumenta, a su vez, que el dinero procedente de la reducción de las importaciones extranjeras de combustible podría ser gastado en el propio país en otros bienes y servicios, incluyendo las inversiones. España necesitará recortar su consumo energético en los hogares y en los edificios no residenciales un 3% de forma anual. Debido al clima local, la mayor parte de este ahorro deberá provenir de áreas ajenas a la climatización, como son la iluminación y los electrodomésticos.

La iluminación LED conectada contribuye significativamente a mejorar la productividad energética

La tecnología existente, como la iluminación LED es una opción clave para reducir el gasto energético. En un hogar medio la sustitución de bombillas convencionales por otras de tecnología LED puede suponer ahorros muy significativos y alcanzar una mejora del 500% en la productividad energética doméstica.

Cuando la iluminación LED se conecta a sensores, apps y controles, puede alcanzar niveles de ahorro de hasta el 70% en comparación con la iluminación convencional. Esto representa la mayor revolución para el alumbrado desde el origen de la iluminación eléctrica, lo que redefine su finalidad y lleva el alumbrado a un mundo completamente digital.

Es el caso de la ciudad de Madrid que, gracias a la renovación de su alumbrado público, obtendrá unos ahorros energéticos del 44% respecto a la instalación anterior. Los 225.000 puntos de luz que se están interviniendo le convierten en el proyecto de renovación de alumbrado público más grande del mundo.

La productividad energética ayuda a crear empleo en toda la UE

Europa podría doblar su índice anual de productividad energética, pasando de un 1,5% a un 3% para el año 2030, gracias a la implantación de las tecnologías anteriormente citadas en hogares, edificios no residenciales, agricultura, transporte e industria.

Su repercusión en el empleo sería también muy relevante. Europa podría llegar a crear 1,2 millones de empleos en cinco años y reduciría un tercio la factura energética de una familia media para el año 2030. Esto, a su vez, supondría un aumento del 1,1% del PIB y recortaría el consumo energético un 35%.

En último término, el informe hace un llamamiento urgente a la clase política para imponer objetivos más ambiciosos y regularizaciones más duras para estimular una adopción más rápida de las tecnologías de eficiencia energética y mejorar la productividad en términos de eficiencia.

 

10/04/2015
Fuente: 
ESEficiencia

La demanda de energía eléctrica desciende en España un 2,4% en el mes de julio

La producción de origen eólico en julio ha alcanzado los 2.987 GWh, con un descenso del 7,3% frente al mismo periodo del año anterior, y ha supuesto el 13% de la producción total. Este mes la generación procedente de fuentes de energía renovable ha representado el 29,4% de la producción total, porcentaje superior al registrado en julio del 2011, que fue del 28,1%.

La demanda de energía eléctrica en el mes de julio en la península de España ha descendido un 2,4% respecto al mismo periodo del año anterior. La demanda bruta ascendió a 21.646 GWh, un 1,2% inferior a la de julio de 2011.

En los siete primeros meses del año, corregidos los efectos del calendario y las temperaturas, el consumo ha sido un 1,7% inferior al del año anterior. La demanda eléctrica bruta en este periodo ha sido de 149.664 GWh, un 0,3% menos que en el mismo periodo del 2011.

Por otra parte, el 50,2% de la producción eléctrica en julio procedía de tecnologías que no emiten CO2.

03/08/2012
Fuente: 
Apecyl