eólica

Genera 2020

Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente

Bajo el lema “INTEGRAMOS ENERGÍAS PARA UN FUTURO SOSTENIBLE” y con nuevas fechas para 2020, del 5 al 7 de febrero, Genera plantea en esta nueva etapa tres ejes estratégicos fundamentales, la Sostenibilidad, Innovación y Negocio.

La eólica continúa su expansión en Castilla y León con una inyección de 501 millones para 14 nuevos parques

APECYL fija en 10.000 MW el objetivo del sector para 2030. Una cifra que supondría la cuarta parte de la potencia instalada a nivel nacional prevista para esa fecha. Naturgy e Ibervento levantarán 182 molinos de última generación en un año en la Comunidad.

La energía eólica vuelve a levantar el vuelo en Castilla y León, después del parón que azota la Comunidad (y toda España) desde el año 2014. Han sido cinco años en los que no han soplado buenos vientos para el sector, pero la tendencia se invierte ahora y dos grandes empresas han comenzado la construcción de 12 parques en tres provincias. En próximos meses comenzarán otros cuatro. De esas 16 nuevas plantas la mayoría, 14, se instalarán en la provincia de Valladolid.

Sumarán 182 hélices de la última tecnología, capaces de producir cada una al menos 3,3 megavatios (MW). En total, 603,2 MW adicionales de energía entrarán pronto en funcionamiento, tras una inversión global de más de 550 millones de euros. Cuando se sumen a los 5.556,4 que ya hay en servicio, se traducirán en el 9,8% de toda la energía eólica generada en la Comunidad. Y en el horizonte hay más parques que inician su tramitación en las nueve provincias.

Termina así un lustro en el que no se ha levantado ningún nuevo molino en el territorio regional, que cuenta ya con 4.308 aerogeneradores de las más variadas características y tecnologías. Desde aquellos molinos del primer parque de la región –instalado en la localidad soriana de Ólvega en 1998–, capaces de generar cada uno sólo 330 kilovatios, se ha producido un salto tecnológico que ha multiplicado por diez su capacidad de generación, hasta los 3,3 MW que produce por regla general cada unidad actual. Podría decirse que los aerogeneradores han superado también, como las telecomunicaciones, la generación ‘3.0’.

Las dos empresas implicadas en la construcción de estos parques son Naturgy Energy Group (antigua Gas Natural Fenosa), e Ibervento Infraestructuras (de la matriz alemana WPD). Cada una de ellas edifica ocho plantas. Todas, menos dos, se encuentran en la provincia de Valladolid, en el término municipal de La Mudarra y otros 15 de sus alrededores: Valdenebro de los Valles, Valverde de Campos, Castromonte, Barruelo del Valle, Torrecilla de la Torre, Torrelobatón, Velilla, Berceruelo, Villasexmir, Castrodeza, Velliza, Villalba de los Alcores, Medina de Rioseco, Mucientes y la capital vallisoletana. Naturgy construye también en los términos municipales de Montejo de Bricia (Burgos) y Olmillos de Castro, Losacio y Santa Eufemia del Barco (Zamora).

Esta acumulación de parques en los alrededores de La Mudarra ha llevado a Naturgy a necesitar más espacio para almacenar material. A dos kilómetros del pueblo ha vallado una explanada de cinco hectáreas para depositar vigas, aspas de las hélices, piezas tubulares… Todo el que tome la carretera a Castromonte podrá ver el espectacular despliegue.

«Han vallado un sitio junto a la carretera 510 donde han ido descargando los molinos para llevarlos luego a su lugar definitivo, porque en sus instalaciones ya no les cabía», explicó en respuesta a este periódico el alcalde de La Mudarra, Victor González. «Han instalado una gran carpa para proteger de la lluvia los materiales más sensibles. Están trabajando ya desde hace cuatro o cinco meses», apuntó.

El término municipal de La Mudarra no tiene espacio para grandes instalaciones eólicas, pero es un actor fundamental de casi todos los parques por acoger la estación eléctrica donde desemboca la energía producida. El Ayuntamiento tiene que autorizar el paso de las conducciones eléctricas, lo que es una parte de la necesaria tramitación. Eso sí, todo con las debidas garantías: «Mientras la Diputación no me dice que firme, no firmo», señala el regidor.

González celebra la profusión de parques eólicos, porque «da un montón de dinero a los pueblos de alrededor». Municipios que, por la despoblación y la falta de actividad industrial, contarían con mucho menos erario si no fuera por lo que el viento les deja en impuestos. Primero el de Construcciones y Obras (Icio), sobre el presupuesto del proyecto, y después, una vez en funcionamiento, por el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). «Cada molino vale un millón y medio de euros, calcúlale a eso el 3% del Icio», subraya el alcalde. «Además, al propietario de la tierra donde le caiga un molino, le queda como renta permanente por el uso del suelo», explicó. «Al final, le da el molino más que la cebada, y son 167 molinos los que se instalarán en estos pueblos de aquí a dos años, a mucho tardar». Junto a los 146 existentes en la provincia, cuando acaben las obras alcanzarán los 313.

Con esos números, el primer edil de La Mudarra considera incluso positivo el impacto visual: «En el paisaje, por la noche, sólo hay luces blancas y rojas junto al resplandor de Valladolid», concluyó.

Por su parte el director general de Energía y Minas de Castilla y León y director del Ente Público Regional de la Energía (Eren), Ricardo González Mantero, hace hincapié en que los parques que están en construcción corresponden «a los 700 MW que son competencia de la Junta de Castilla y León. Ahora quedan por subastar los 200 que corresponden al Gobierno de España, para completar los 900 asignados a la Comunidad en base a las subastas de 2017». Se trata de 200 MW que «no llegarán al plazo, que estaba fijado a finales de este año».

Esos 700 MW cuentan con puntos de acceso ya concedidos por Red Eléctrica de España (REE). Un trámite que es «lo más complicado», según Mantero. «Se esperan otros 2.000 MW en el plazo de dos o tres años, vamos relativamente rápido», añade. Y es que el objetivo es «llegar en un medio plazo a 10.000 MW de producción de energía eólica en Castilla y León». Cuando los 14 parques en construcción estén finalizados, en el horizonte de un año, la producción alcanzará los 6.159,6 MW.

Esos 2.000 MW en marcha para los años siguientes «se han ido tramitando sin subasta», explica el director del Eren. «Los promotores podrán buscar alguna fórmula para que sean rentables, o esperar que haya una subasta, que da más garantías a las fotovoltaicas y las entidades financiadoras, pues se traduce en retribución, pero las tramitaciones de esos parques están garantizadas».

Una vez alcanzados esos 10.000 MW en un medio plazo, Castilla y León habrá reforzado su posición en la energía eólica. Un sector del que ya es líder nacional desde el año 2008. «Castilla y León produce el 20% de la energía renovable de España, y el 22% si nos referimos específicamente a la eólica», concluye Mantero.

Se muestra de acuerdo con ese objetivo en el medio plazo el secretario general de la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl), Eugenio García Tejerina. «El objetivo del sector es llegar a los 10.000 MW para el año 2030. Es un objetivo razonable. Supondría, aproximadamente la cuarta parte de la potencia instalada a nivel nacional prevista para esa fecha. Más o menos la misma proporción que hay en la actualidad».

Según la asociación de los promotores, es necesaria una «continuidad y estabilidad institucional y regulatoria en lo que a política energética, y los equipos que la desarrollan, se refiere; resolver la cuestión del acceso a las redes de transporte de la energía, de modo que permitiese conectar a la red esta nueva potencia, y crear un marco fiscal autonómico que atraiga la inversión y no suponga una barrera en relación con otras CCAA competidoras».

En cuanto al marco nacional, «se necesita que, de una vez, el Ministerio apruebe el Decreto de Acceso y conexión, que es fundamental y que va muy retrasado; que se convoquen nuevas subastas (las últimas celebradas son las que hizo el señor Nadal); que se acometa la reforma de la fiscalidad y del mercado eléctrico; que se desarrollen infraestructuras eléctricas que permitan conectar los nuevos proyectos eólicos y que se acabe de definir cuáles son los objetivos de desarrollo renovable para cumplir con nuestros compromisos internacionales (como la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, ‘COP21 París’)». A nivel europeo «sería fundamental que se terminasen de ejecutar las interconexiones eléctricas de España y el continente europeo», concluye.

La tecnología permite generar lo mismo con 2.600 molinos menos

En los cinco años desde la construcción de los últimos parques, en 2014, la tecnología ha dado un salto significativo, desde los 2 megavatios (MW) que producen aspas como las de los más recientes parques de Aguilar de Campoo, a los 3,3 MW que producen la mayoría de los molinos utilizados hoy. El salto es mucho más pronunciado si se tienen en cuenta los primeros aerogeneradores instalados, como los 45 con que cuenta el primer parque de la Comunidad, edificado en la localidad soriana de Ólvega en 1998, hace ahora 21 años. Cada una de sus hélices es capaz de generar tan sólo 330 kilovatios, una décima parte de la que produce uno de los artefactos actuales. La misma energía, incluso un poco más, se generaría ahora con sólo cinco molinos. La comparación de los datos de potencia total producida ahora en Castilla y León, 5.556 MW, con los molinos en funcionamiento, 4.308, arroja una media de 1,29 MW por hélice. Una cantidad holgadamente superada, que hace pensar en una próxima sustitución de máquinas en pro de la eficiencia. La energía que se produce hoy se obtendría con sólo 1.683 de ellas, 2.625 menos. O al revés, los molinos hoy en servicio producirían 14.216 MW. La sustitución supondría un gran ahorro de espacio.

17/07/2019
Fuente: 
El Mundo. Diario de Valladolid; Apecyl

Castilla y León lidera un año más la generación eólica en España

El objetivo nacional es alcanzar un 74% de aportación renovable a la generación eléctrica nacional en 2030. Pues bien, Castilla y León ya superó esa cifra en 2018 sólo con su generación eólica, alcanzando un 80% de la cobertura de la demanda. Si se le añade el resto de renovables, Castilla y León generó el año pasado el equivalente al 144% de su demanda eléctrica con renovables.

Las otras dos Comunidades Autónomas que superaron el 50% de cobertura equivalente de la demanda eléctrica con eólica fueron Castilla- La Mancha, con un 68,6% y la Rioja, con un 53%.

En términos de generación mensual, durante el mes de marzo del año pasado, que fue muy ventoso ya que a nivel nacional se alcanzó un 33,1% de generación eólica, tanto Castilla-La Mancha como Castilla y León superaron el 100% de la cobertura de la demanda con eólica.

El viento en estas Comunidades Autónomas contribuyó a descarbonizar el consumo de comunidades limítrofes, como Madrid y País Vasco, que son grandes consumidoras de electricidad y tienen que importar electricidad de territorios vecinos.

Todas estas cifras, reafirman el potencial de la energía eólica en el mixenergético español, con una suma total de 23.484 MW eólicos instalados en todo el territorio nacional. España tiene 1.123 parques eólicos presentes en 807 municipios, con más de 20.000 aerogeneradores instalados, que cubren el 19% del consumo eléctrico. Asimismo, hay 207 centros de fabricación en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas.

De la nueva potencia eólica ya instalada en 2018, 190 MW (el 48,5% del total) corresponden a parques en las Islas Canarias. El resto de los megavatios instalados -unos 200 MW- corresponden 90 MW en Aragón, 68 MW en Galicia, 30 MW en Andalucía, 10,37 MW en Castilla-La Mancha y 2,35 MW en Cataluña.

España es el segundo país de Europa con mayor capacidad de generación de energía eólica, solo por detrás de Alemania, y el quinto del mundo.

21/03/2019
Fuente: 
Energía de Castilla y León

La energía eólica ahorró en diciembre más de 400 millones al sistema eléctrico

Esta tecnología abarató alrededor de 20 euros por MWh el precio de la electricidad.

La aportación de la energía eólica en el pasado mes de diciembre, en el que fue la primera tecnología en generación cubriendo el 24,3% de la demanda en España, permitió un ahorro a los consumidores de más de 400 millones de euros, según datos de la patronal eólica nacional (Asociación Empresarial Eólica).

Sin esa mayor aportación eólica en diciembre, el precio medio del mercado eléctrico podría haber sido de hasta 20 euros por megavatio hora (MWh) superior al que finalmente se traslada a los consumidores, por lo que su incremento en la generación ha supuesto un ahorro de un 30-35% respecto a una situación climatológica similar a la del año pasado.

La energía eólica ha atemperado la subida de los precios de la electricidad en un mes de diciembre marcado por una mayor demanda eléctrica y la sequía. El último mes de 2017 fue el segundo mes de diciembre con más generación eólica de la historia, sólo superado por diciembre de 2012 y duplicando su generación eléctrica con respecto al mismo mes de 2016.

Así, en un mes de diciembre en el que se ha registrado un aumento de la demanda, acompañado además de un incremento en el precio medio del gas natural, que según el índice Mibgas ha sido un 7,6% superior a diciembre de 2016, la mayor aportación eólica ha permitido que el precio medio del mercado eléctrico haya cerrado en torno a unos 60 euros por MWh, frente a los más de 75 euros por MWh que podría haber alcanzando de no haberse registrado este incremento de su papel en la generación, según indicaron a Europa Press en fuentes del sector.

Además, el pasado 27 de diciembre se registró un récord de producción eólica, con un total de 330 GWh, siendo la primera tecnología en el mix de generación, con una cobertura de la demanda de electricidad del 47%, según datos de Red Eléctrica Española.

La segunda tecnología en el conjunto de 2017

En el conjunto de 2017, la energía eólica ha sido la segunda tecnología del sistema energético español, con el total de los 23 gigavatios (GW) instalados produciendo más de 47 teravatios hora (TWh), lo que ha supuesto el 19,2% de la electricidad consumida a nivel nacional en el año.

La patronal eólica destaca que 2017 fue un año de "crecimiento" para el sector y que estuvo marcado por las subastas de renovables celebradas por el Gobierno, que "han dado un importante impulso" tras los últimos años en los que sólo se han instalado 65 MW eólicos y en los que la industria se ha visto obligada a exportar el 100% de su fabricación, y por el reto que representa la transición energética.

Como retos para 2018, la AEE considera necesaria una mayor electrificación de los usos finales como vía hacia una electrificación más rápida de la economía y una mayor contribución de las energías renovables, y defiende contar con una planificación para los próximos años que garantice un mix equilibrado.

Además, pide establecer un marco regulatorio estable que permita atraer las inversiones necesarias para llevar a cabo una transición energética y, en el caso de Canarias, cree fundamental apostar por la eólica para abaratar el coste de generación en las islas, que actualmente es más del doble que en la Península.

03/01/2018
Fuente: 
La Vanguardia / Europa Press

El potencial eólico de Zamora, en peligro por la ecotasa

La provincia zamorana tiene autorización administrativa para instalar seis nuevos parques

La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl) estima como "posible" la instalación en lCastilla y León de entre 500 y 600 megavatios (MW) hasta 2020, de los 4.600 eólicos subastados por el Gobierno entre 2016 y 2017. Un dato que el secretario de la organización, Eugenio García Tejerina, considera un "fracaso" porque se aleja mucho de la capacidad de instalación de Castilla y León, situada en 1.800 MW, tras un lustro sin inversiones. Al respecto, apeló a la Junta para que elimine del todo la "ecotasa" para captar a más promotores para Castilla y León y en Zamora. Los cálculos que maneja Apecyl indican que más de la mitad del potencial eólico de la región se ve comprometido con la ecotasa. Zamora cuenta con seis parques y una potencia total superior a los 121 MW ya con la autorización administrativa aprobada. De llevar a Zamora los cálculos de Apecyl, más de 60 MW se quedarían sin "explotar" por la polémica ecotasa.

Tejerina sentenció que la "primera foto" tras las tres subastas energéticas con fines medioambientales no puede ser de satisfacción para el sector regional, con resultados llamativos por la adjudicación a determinados grupos empresariales sin intereses en la comunidad, como los de Aragón. Unos resultados que les hacen estimar que la comunidad, pese a estar a la cabeza de España en potencia eólica instalada, con el 25% del total, apenas logrará un tercio de la previsión inicial de Apecyl y el 13% del global repartido en España.

García Tejerina incidió en que la cifra de entre 500 y 600 MW es una hipótesis inicial basada en sus datos sobre los intereses económicos de los promotores adjudicatarios durante la subasta, que deberán ahora poner nombre y apellidos a los proyectos, antes de final de año, y cerrar dónde se instalarán finalmente. En este sentido, aseguró que desde la asociación a la que representa "seguirán trabajando para que la foto inicial mejore" y no "tiran la toalla" para intentar aproximarse a entre 1.500 y 1.800 MW, apunta la agencia Ical.

El secretario de Apecyl reclamó a la Junta que "sea más ambiciosa", recapacite y elimine totalmente la ecotasa si quiere revertir los malos resultados de la subasta energética, y apeló a hacer números sobre las ventajas económicas y fiscales de la implantación de estos proyectos frente a un gravamen que se estableció por necesidades de ingresos en plena crisis. "La ecotasa es un hándicap para la instalación de los proyectos, es un peaje fiscal que no existe en otros territorios".

García Tejerina remarcó asimismo que es preciso que este tributo deje de gravar las instalaciones, porque también sufrieron la modificación de las primas, que desplomaron sus rentabilidades a la mitad por una decisión gubernamental. Agregó que carece de sentido gravar una actividad con beneficios medioambientales, y subvencionar a otras con impacto directo como el carbón, cuando hay que cumplir unos compromisos internacionales con el clima.

Por último, defendió su apuesta por la potente industria regional ligada a la energía eólica, una actividad de componentes que ha sobrevivido, dijo, pese al lustro en blanco en las inversiones en Castilla y León, gracias a su apuesta por la exportación. Y que ahora podría seguir su expansión si se lograsen proyectos suficientes par cubrir las capacidades regionales.

30.000 empleos en España

La Asociación Empresarial Eólica considera que los 4.600 MW en las subastas de 2016 y 2017 (1.128 en la última del 26 de julio) con derecho a incentivos permitirá la instalación de proyectos que supondrá inversiones superiores a los 4.500 millones de euros y la creación de entre 25.000 y 30.000 empleos directos e indirectos en la fase de construcción en España.

El resultado de estas subastas muestra según indica la AEE y recoge Ical, que "la eólica es, en la actualidad, la tecnología que puede aportar más energía al cumplimiento de los objetivos de 2020 a un menor coste para el sistema". Aún así, el sector cree, más que nunca, "que es necesaria una Planificación Energética para los próximos años que tenga en cuenta las necesidades energéticas y de descarbonización del país a largo plazo, que garantice un mix equilibrado entre las diferentes tecnologías, dentro del ámbito de un futuro mercado eléctrico que debe permitir la incorporación de tanta potencia renovable sin poner en riesgo las inversiones".

Ello implica "que se dé visibilidad al sector renovable con un calendario de subastas" que, más allá incluso de los objetivos europeos a 2020, "tenga en cuenta tanto los compromisos internacionales en materia medioambiental como los hitos necesarios de cara a una ordenada Transición Energética".

08/11/2017
Fuente: 
La Opinión de Zamora

España, líder en el ranking internacional de países con mayor porcentaje de eólica

España ocupa el primer puesto en el ranking de países con mayor porcentaje de eólica, según indican las “Estadísticas Clave de la Energía Mundial (KWES)” que elabora la AIE. Nuestro país ocupa, a su vez, el cuarto puesto en el ranking de países con mayor producción a nivel global y el quinto en cuanto a capacidad instalada neta.  

Las “Estadísticas Clave de la Energía Mundial” (KWES), publicadas recientemente por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sitúan a España en el primer puesto de países con mayor porcentaje de energía eólica, con un 17,6% de participación de esta tecnología en el mix nacional. Le siguen Alemania, con un 12,2% y Reino Unido con un 11,9%, según datos de 2015.

Nuestro país también ocupa el cuarto puesto en el ranking de países con mayor producción a nivel global, por detrás de Estados Unidos, China y Alemania, atendiendo también a datos de 2015. España es, además, el quinto país en cuanto a capacidad instalada neta, con 22,9 GW ese mismo año.

En lo que se refiere a producción fotovoltaica, España se posiciona en sexto lugar en la clasificación de mayores productores mundiales, la cuarta en cuanto a porcentaje dentro del mix nacional, y la novena en cuanto a capacidad instalada.

En 2015 la generación eólica suministró más del 10% del total eléctrico en cuatro países y la solar más del 5% en dos países., tal y como indica esta estadística. China es el mayor consumidor mundial de carbón, pero también tiene mayor capacidad de generación eólica y solar que cualquier otro país del mundo.

22/09/2017
Fuente: 
EnergyNews

La eólica creará entre 25.000 y 30.000 empleos para instalar los más de 4.600 MW adjudicados en las subastas de 2016 y 2017

Los 1.128 MW eólicos adjudicados en la última subasta añaden protagonismo a la eólica, que ha logrado más de 4.600 MW en las subastas de 2016 y 2017. La instalación de los proyectos supondrá inversiones superiores a los 4.500 millones de euros y la creación de entre 25.000 y 30.000 empleos directos e indirectos en la fase de construcción.

La eólica se ha adjudicado 1.128MW del total de 5.037 MW que resultaron con derecho a incentivo en la subasta celebrada el 26 de julio, lo que da continuidad a la actividad del sector de cara a lograr el cumplimiento de los objetivos europeos. El sector confía en que todos los actores implicados –promotores, fabricantes, entidades financieras, administraciones públicas, autonómicas y municipales, etc–  trabajen mano a mano para que en diciembre de 2019 todos los proyectos adjudicados en las últimas tres subastas estén funcionando, momento en el que se comprobará la eficacia real de las mismas.

La patronal nacional del sector eólico, AEE, estima que la instalación de estos proyectos supondrá inversiones superiores a los 4.500 millones de euros y la creación de entre 25.000 y 30.000 empleos (directos e indirectos) durante el periodo de instalación.

El resultado de estas subastas muestra según AEE que “la eólica es, en la actualidad, la tecnología que puede aportar más energía al cumplimiento de los objetivos de 2020 a un menor coste para el sistema”. Aún así, el sector cree, más que nunca, que es necesaria una Planificación Energética para los próximos años que tenga en cuenta las necesidades energéticas y de descarbonización del país a largo plazo, que garantice un mix equilibrado entre las diferentes tecnologías, dentro del ámbito de un futuro mercado eléctrico que debe permitir la incorporación de tanta potencia renovable sin poner en riesgo las inversiones.

Ello implica que se dé visibilidad al sector renovable con un calendario de subastas que, más allá incluso de los objetivos europeos a 2020, tenga en cuenta tanto los compromisos internacionales en materia medioambiental (el Acuerdo de París y los Objetivos de la UE a 2030) como los hitos necesarios de cara a una ordenada Transición Energética.

La Asociación Empresarial Eólica insiste en que los 23.000 MW eólicos instalados en España desde los años 90 lo hicieron en un momento de menor madurez tecnológica y diferentes condiciones financieras y, por lo tanto, con mayores costes, por lo que deben respetarse los incentivos hasta el final de su vida útil regulatoria. Esto pasa necesariamente por no modificar la rentabilidad razonable de los proyectos cada seis años durante su vida útil regulatoria, potestad que tiene el Gobierno a raíz de la Reforma Energética y que podría ejercer por primera vez en 2020.

20/08/2017
Fuente: 
Energías Renovables

Europa suma 6,1 GW eólicos en el primer semestre de 2017

Esta cifra muestra la antesala de un gran año de instalación de nueva potencia eólica, pero también se perciben aspectos preocupantes, tal y como señala la European Wind Energy Association. Del total, 4,8 GW han ido para la eólica terrestre y 1,3 para la marina. España, en la línea de los últimos años, deja su casilla a cero.

Los 4,8 GW terrestres instalados en la Unión Europea en la primera mitad de este año se concentran en Alemania (2,2 GW), Reino Unido (1,2 GW) y Francia (492 MW). En cuanto a la eólica offshore, se han puesto en marcha 18 proyectos en cuatro países (Alemania, Reino Unido, Bélgica y Finlandia) que suman 1,3 GW más.

Esa nueva potencia ha supuesto unas inversiones de 8.300 millones de euros: 5.400 para la eólica terrestre y 2.900 para la offshore. Muy lejos esta última cifra de los 14.000 millones que invirtió la eólica marina en el mismo periodo de 2016. El 53% de la inversión total (onshore y offshore) se ha hecho en Alemania.

Pierre Tardieu, responsable de Política en WindEurope, señala que “estamos en la senda de un buen año en nueva capacidad instalada, pero el crecimiento es cosa de un puñado de países. Al menos otros 10 países no han instalado ni un solo MW este año. En la eólica terrestre, el fin de la Obligación de Renovables del Reino Unido supondrá una mayor concentración del mercado en Alemania, España y Francia. En cuanto a la eólica marina, el nivel de actividad financiera es preocupante. Aunque esto no se traducirá en menores cotas de potencia instalada durante algunos años, la industria necesita previsiones claras para el periodo que va más allá del 2020 si se pretende mantener la tendencia actual de reducción de costes”.

Tardieu también ha añadido que “los Estados miembros deben presentar tan pronto como sea posible sus Planes Nacionales de Energía y Clima para 2030. En combinación con la propuesta de un calendario de subastas a tres años vista de la Comisión Europea, esos planes nacionales darán la necesaria visibilidad a toda la cadena de suministro de la energía eólica”.

01/08/2017
Fuente: 
Energías Renovables

Castilla y León vendió fuera de sus fronteras 16.633 Gwh en 2015, gracias a la eólica

Castilla y León volvió a ser la comunidad autónoma española que más energía eléctrica vendió fuera de sus fronteras, un total de 16.633 Gwh. Según los datos del Informe del Sistema Eléctrico español del 2015 que acaba de editar REE, Castilla y León produjo el pasado año un total de 31.239 Gwh, con un consumo interno de 13.752 Gwh. 

Sólo Extremadura con unas ventas de 16.250 Gwh, se le acerca en España. El consumo regional creció por debajo de la media nacional el pasado año, un 1,4% frente al 1,9% español.

La energía eólica fue la gran protagonista en la generación eléctrica de Castilla y León al sumar 11.080 Gwh, seguido de los 9.310 Gwh del carbón, los 7.952 Gwh de la energía de origen hidróeléctrica y los 1.800 Gwh de la cogeneración.

A nivel nacional, las energías renovables han mantenido un papel destacado en la producción global de energía del sistema eléctrico peninsular, ya que han sido el 36,9% del total. Este 2015, un año con menos viento y menos lluvia, la contribución de la eólica fue del 19%, mientras que la hidráulica redujo su peso hasta el 11% del total. El carbón y los ciclos combinados han aumentado su producción con respecto al 2014 y han significado el 20,3% y el 10,1% de la producción peninsular de energía eléctrica. Por su parte, la nuclear se mantiene, con el 21,8% del total, como la primera fuente de generación eléctrica en la Península.

A día 31 de diciembre del 2015, el sistema eléctrico español cuenta con una potencia instalada de 106.247 MW, un 0,5% superior a la del 2014.

08/07/2016
Fuente: 
Energía de Castilla y León

El mundo ya produce más energía eólica que nuclear

Más del 33% de la potencia eólica mundial se genera en China

Desde esta semana podemos celebrar un hito histórico en el camino hacia el abastecimiento completo a partir de energías renovables. Y es que en el mundo ya hay más capacidad para producir electricidad utilizando como materia prima la fuerza del viento que megavatios de la contaminante y peligrosa energía nuclear.

El Global Wind Energy Council publicaba en su último informe que en el mes de enero había 432,42 gigavatios, tras sumar los 63 que se generaron en el periodo anterior.

Por el contrario, y según datos de la World Nuclear Association, la capacidad nuclear instalada en todo el planeta asciende a 382,55 gigavatios.

Estos datos vuelven a poner de manifiesto que la energía eólica es la opción preferida por multitud de estados que se decantan por sustituir sus fuentes de generación basadas en la quema de combustibles fósiles, por otras que no impliquen la emisión de carbono a la atmósfera.

De ellos, China es el país que apuesta por generar más electricidad a través del viento, con 145 gigavatios instalados. Le siguen EEUU con 45, India con 25 y España (en otros tiempos el país que más crecía) con 43 gigavatios.

23/02/2016
Fuente: 
El Economista

Páginas