Comisión Europea

Un estudio de la CE prevé la generación de 22.000 empleos verdes en Castilla y León en diez años

Un informe elaborado por el Centro Común de Investigación (CE) asegura que más de la mitad de las ‘regiones del carbón’ serán capaces de generar una mayor capacidad de empleo a través de las energías limpias durante la transición energética (próximos diez años), que la que tenían explotando el carbón.

Entre ellos, el informe sitúa a Castilla y León entre las comunidades con un elevado potencial de generación de empleo a través de la energía eólica, principalmente, pero también gracias a la biomasa y la fotovoltaica.

La Comisión Europea pronostica estas cifras para las cinco comunidades carboneras en transición: Asturias, País Vasco, Castilla-La Mancha, Aragón y Castilla y León, cuya previsión mínima de empleos oscila entre los 4.000 de la primera y los 21.379 de la última, la mayoría en las cuencas leonesas y palentinas.

El gran reto de la transición energética es lograr generar un tejido económico alternativo que permita paliar la pérdida de puestos de trabajo asociados al carbón y los procesos contaminantes.

Pero las oportunidades de empleo en la transición no se limitan al auge de las energías limpias. La eficiencia energética aplicada a los edificios también ofrece posibilidades.

05/03/2020
Fuente: 
Apecyl

La Comisión Europea pide a España que aplique correctamente la Directiva de renovables

La Comisión Europea ha pedido formalmente a España que garantice la correcta aplicación de la Directiva sobre fuentes de energía renovables (2009/28/CE), en particular en lo que se refiere a los biocarburantes. La Directiva incluye disposiciones fundamentales para la consecución de los objetivos de alcanzar una cuota del 20% de renovables en el consumo final de energía y reducir las emisiones en un 20% antes de 2020, en comparación con los niveles de 1990.

También incluye disposiciones clave en las que se establecen objetivos individuales en relación con la cuota global de energía procedente de fuentes renovables en el consumo de energía de cada Estado miembro y para alcanzar el objetivo de una cuota del 10% de energías renovables en el transporte.

Los biocarburantes pueden utilizarse para lograr este objetivo, pero tienen que cumplir determinados requisitos de sostenibilidad: no pueden proceder de zonas con un alto grado de biodiversidad, como sería el caso de zonas protegidas o lugares con grandes reservas de carbono, como zonas forestales o turberas. También deben ahorrar muchas más emisiones de gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles.

Contrariamente a lo previsto en la Directiva, la legislación española suspende la aplicación de los criterios de sostenibilidad en España para la consecución del objetivo fijado en el transporte. Además, trata los biocarburantes sostenibles y las materias primas de diferentes orígenes geográficos de forma diferente, de manera injustificada. La Comisión ha abordado problemas similares en los procedimientos de infracción contra Polonia y Portugal.

27/03/2015
Fuente: 
Energías Renovables

Bruselas apuesta por las renovables frente a las grandes eléctricas

La Comisión Europea, en su borrador de evaluación del programa nacional de reformas enviado por el Gobierno Central, critica la moratoria a la energía renovable y la compensación excesiva a hidráulicas y nucleares.

La Comisión Europea se ha posicionado en un primer borrador del proyecto de Rajoy claramente a favor de las energías renovables, en detrimento de las grandes empresas eléctricas. Así, la Comisión ha realizado un primer diagnóstico en el que determina que el déficit de tarifa acumulado en España ascendería en estos momentos a 24.000 millones de euros, un precio desmedido que atribuye a un sistema de tarificación de electricidad ineficiente, con unos niveles de competencia insuficientes.

Y añade: “Una competencia insuficiente en el sector energético ha contribuido, al menos en parte, a la constitución del déficit tarifario al favorecer una compensación excesiva de algunas infraestructuras, tales como centrales nucleares y grandes centrales hidroeléctricas, ya amortizadas, o al mantener la concesión de subvenciones ineficientes y perjudiciales para el medio ambiente a las minas de carbón. Estas medidas no se han traducido en menores precios, por lo que obstaculizan el crecimiento económico”.
La Comisión Europea no ve con buenos ojos la moratoria. “La suspensión de las ayudas a las energías renovables desalienta la inversión en el sector y hará difícil que España alcance sus objetivos energéticos y climáticos en el marco de la Estrategia Europa 2020”, advierte. Y añade que “con una menor proporción de energías renovables, la dependencia de España de la energía importada aumentaría respecto de la tasa actual del 79% (que es ya muy superior a la media de la UE, del 54%)”.
En lugar de una amnistía, Bruselas pide una “simplificación de los complejos procedimientos de autorización y planificación y la supresión de otros obstáculos al desarrollo de las energías renovables".

31/05/2012
Fuente: 
Apecyl