Apecyl

La eólica regional agota el plazo para la subasta sin noticias del fin de la ecotasa del 4%

APECYL reitera a la Junta de Castilla y León la necesidad de publicitar su eliminación para atraer inversión a la región.

Cada vez faltan menos días para el 11 de mayo, fecha en la  que finaliza el plazo de precalificación para la subasta de energías renovables y la Junta de Castilla y León aún no ha puesto fecha a la reunión solicitada por la Asociación de Promotores Eólicos de Castilla y León (APECYL). El objetivo, indica Javier Gracia, presidente: “Que hagan pública la intención de eliminar la tasa para instalaciones futuras”.

Sin una certificación oficial de la eliminación de la ecotasa que lastra la energía verde en Castilla y León con entre un 3,5 y un 4%, Castilla y León encara la futura subasta del 17 de mayo sin el aval necesario para competir en igualdad con el resto de regiones.

“Enviamos una carta y nos contestaron que nos recibirían en breve”, denuncia Javier Gracia. La Asociación remitió una carta al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y a la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo. A pesar de recibir una contestación afirmativa, esa cita no ha llegado todavía y el sector teme que, al no darle “la publicidad suficiente” los posibles inversores se decanten por otras zonas fuera de la región.

En total, la nueva subasta de renovables podría alcanzar los 3.000 MW, según una resolución publicada a mediados de abril en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. “La fase de precalificación se cierra a la una del 11 de mayo y hay que tener presentadas las garantías de 60.000 euros por megavatio”, explica el presidente de APECYL. En ese momento los promotores eólicos han de estar seguros de la inversión que pueden realizar y de sus beneficios.

Según APECYL, Castilla y León tiene capacidad de evacuación de 1.850 nuevos megavatios y debe optar a implantar esa potencia hasta 2020. Esto supondría 1.850 millones de euros de inversión, 7.100 empleos y 1.350 directos, de explotación y mantenimiento.

Del Olmo anunció que se retiraría la llamada ‘ecotasa’ para instalaciones futuras y se iría reduciendo para instalaciones que ahora están en funcionamiento a partir de un 25%. Pero la orden que ha de llevar pareja esa decisión todavía no ha sido publicada, lo que preocupa al sector. Gracia advierte de que puede haber un escenario “en el que no haya vencedores en la subasta de parques en Castilla y León por no haber sido ágiles en la comunicación de la eliminación de la ecotasa”.

El presidente de APECYL reitera que, “aunque hay margen de corrección después de la subasta –seis meses–, es muy importante dar ese mensaje antes”. Las dos resoluciones publicadas en el BOE a este respecto contemplan de forma expresa la licitación de 2.000 MW ‘verdes’ y reservan una opción de ampliación que permitirá sumar otros 1.000 MW y alcanzar los 3.000 MW. El procedimiento para esta ampliación es confidencial. Además, estas subastas se presentan como tecnológicamente neutrales, de modo que podrán competir todas las fuentes de generación renovable, al contrario que en la primera subasta, en la que se pusieron en juego 700 MW, de los que 500 MW eran eólicos y los 200 restantes, de biomasa.

“El problema es que todo el mundo está trabajando ya en cerrar qué promociones eólicas presenta a la subasta, de manera que nosotros todavía no hemos podido contarle a los promotores eólicos que la previsión era 0 ecotasa para las nuevas instalaciones”, se lamentaba Gracia el día de la esperada publicación de la subasta.

La importancia de hacerse con este cupo de energía es palpable y las regiones “no han perdido el tiempo”. Así, en medio de las negociaciones entre Junta y productores de la región, otros territorios avanzan en competitividad. Es el caso del Gobierno de Aragón, que agiliza y atrae inversiones en el sector de las energías renovables mediante la declaración de interés autonómico de este tipo de proyectos, lo que permite a los promotores reducir a la mitad los trámites de gestión.

08/05/2017
Fuente: 
El Heraldo de Soria

APECYL confía en la eliminación de la ecotasa antes de noviembre

El sector eólico está optimista. La eliminación definitiva del impuesto que grava la producción de energía eólica en Castilla y León, conocido como ecotasa, es casi una realidad. Según el presidente de Apecyl, Javier Gracia, existen «todas» las posibilidades de que este gravamen pase a la historia antes de la próxima subasta de energía, que se realizará en el mes de noviembre. Al menos eso es lo que espera un sector que en los últimos años ha tenido que lidiar con la eliminación de las primas a la producción decretadas por el último gobierno de Mariano Rajoy.

 

Productores y gobierno regional han mantenido diversas reuniones en los últimos meses con el objetivo de estudiar el modo en que pudiera llevarse a cabo esta supresión del impuesto. De hacerse realidad lo que el sector eólico lleva peleando desde hace años, Soria estaría «en una de las mejores posiciones» a nivel nacional, en palabras de Javier Gracia, quien siempre ha defendido, desde la posición que ocupa, la necesidad de suprimir un gravamen que habría alejado supuestamente inversiones en Soria.

A la eliminación de la ecotasa se añade un nuevo elemento en el panorama del sector eólico y es lo que se conoce como 20-20-20. Es decir, la reducción del 20% de emisiones y la obligación de generar el 20% de la energía mediante fuentes renovables antes de 2020. Se trata de una normativa europea probada en 2001 y que de no cumplirse llevaría al gobierno de turno a tener que pagar sanciones que  podrían ser más cuantiosas que las que habría que pagar por el incumplimiento del déficit, según explica el presidente de Apecyl. España estaría en este momento «lejos de cumplir el objetivo», añade.

Con estos mimbres, el sector espera que la energía eólica en general y el sector provincial en particular salgan reforzados. Según Javier Gracia, «Soria está entre las provincias mejor posicionadas de Castilla y León, que a su vez está entre las comunidades mejor posicionadas de España, ya que ha sabido sobrevivir a los errores del Ministerio de Industria». Este posicionamiento, según el presidente de Apecyl, permitiría que se incorporasen nuevos expedientes en la planificación de la capacidad eléctrica de la red del Estado. Dichos expedientes serían tramitados para su implantación en la región.

«Castilla y León está en una de las mejores posiciones, y dentro de la región, ese mallado que formarían Burgos y Soria», indica Javier Gracia. «Si repunta el mercado de la energía, deberían ser las primeras instalaciones en construirse», añade.

La cifra de 500 megavatios de potencia que todavía quedan pendientes de adjudicar para la construcción de nuevos parques eólicos en Soria da esperanzas al sector. «Se ha creado un tejido intelectual que ha sabido crear empresas, exportar conocimiento y saber ganar dinero manteniendo los órganos de decisión en la provincia», señala Javier Gracia. El presidente de Apecyl no duda en afirmar que estas «grandes industrias» han dejado «todos sus beneficios en la provincia», lo que ha llevado a la creación de un «modelo soriano de negocio eólico» que ha atraído el interés de «expertos» extranjeros, como un grupo surcoreano que visitó la provincia hace doce días.

Cooperativas energéticas

Además del futuro de la producción eólica, para el presidente de Apecyl, es importante también el futuro del negocio de la compraventa de energía, las cooperativas de energía, las redes inteligentes y la formación. De tal modo, que las cooperativas energéticas ya son una realidad, como es el caso de la soriana Megara.

La generación de energía diseñará un nuevo escenario en el que participarán grandes empresas, particulares y cooperativas. La instalación de las infraestructuras necesarias para la producción de energía aumentará el mercado de las empresas instaladoras y permitirá a todo tipo de empresas disminuir su consumo y aumentar la producción propia. En ese sentido, indica Javier Gracia que entre el 20% y el 40% de la electricidad que necesitará un usuario podrá ser autoproducida. Así, se crearán «miles de sistemas independientes que habrá que coordinar». «Es un negocio de futuro», resume el presidente de Apecyl.

Como colofón de todo el proceso que el sector eólico tiene por delante y que deberá concretarse en los próximos meses, para el presidente de los productores eólicos, un aspecto fundamental será la formación. En ese sentido, Javier Gracia estima que «la Universidad debe dar un paso al frente y trabajar codo con codo con la empresa privada» ya que considera que el «actual modelo de estudios académicos tiene que bajar a tierra y los alumnos más valiosos con titulaciones deben realizar prácticas dentro del sector».

 

 

10/08/2016
Fuente: 
El Heraldo de Soria

Apecyl vuelve a reclamar el fin de la 'ecotasa' de la Junta

La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León denuncia que la Región "no compite en igualdad de condiciones con el resto de comunidades autónomas españolas a la hora de acudir a las subastas de energía, como consecuencia de la ecotasa impuesta por la Junta". Así lo asegura el secretario general de Apecyl, Eugenio García Tejerina, quien a pesar de todo lanza un mensaje de tranquilidad a los pueblos que siguen esperando por sus proyectos eólicos.

"Los proyectos tienen que salir adelante porque el Ministerio tendrá que convocar nuevas subastas de energía. Además, tenemos que ser capaces de solventar esta cuestión tributaria con la Junta", explica antes de señalar que las empresas están esperando "por la incertidumbre política que existe en este momento". En este sentido, García Tejerina advierte: "empezamos a andar justos de tiempo para la instalación de los nuevos parques eólicos en Castilla y León porque apenas faltan cuatro años para llegar a 2020, el plazo marcado por Europa".

A pesar de todos los contratiempos que ha tenido que soportar el sector de las energías renovables en los últimos años, Apecyl se muestra optimista con el futuro de la eólica "queremos seguir produciendo el 25% de la energía eólica en Castilla y León".

04/04/2016
Fuente: 
La Gaceta de Salamanca

La ecotasa ahuyenta al inversor eólico y deja en el aire 1.800 millones en la Comunidad

La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y Léon (APECYL) denuncia que la 'ecotasa', impuesto regional que desde 2012 grava la generación de energía renovable en Castilla y León, está ahuyentando a los inversores de energía eólica y podría provocar que se dejen de invertir 1.800 millones de euros hasta 2020.

El secretario general de APECYL, Eugenio García Tejerina explicaba a la agencia Ical que España, para cumplir con sus copromisos en el seno de la Unión Europea y alcanzar en 2020 que el 20% del consumo energético provenga de energías renovables, necesita incrementar su producción de electricidad a través de generación eólica en 6.500 megavatios, de los que el 25%, unos 1.565, corresponderían a Castilla y León.

Las alertas en el sector eólico regional se han encendido tras el cambio de modelo que deja atrás las primas a la producción y que, al amparo del Real Decreto 947/2015, establece subastas para adjudicar potencia en las que prima la puja a la baja de los incentivos establecidos.

Así, tras la celebración de la primera subasta y cuyos resultados fueron publicados en el BOE el pasado jueves, de los 500 megavatios adjudicados, 402 fueron para dos empresas aragonesas controladas por dos hermanos, Consorcio Aragonés de Recursos Eólicos, que se hizo con 300 megavatios, y Jorge Energy, que logró 102, mientras que EDP Renovables se quedó con 93. Tanto estas tres empresas como las cinco que recibieron pequeños picos de potencia, renunciaron a cualquier tipo de incentivos.

García Tejerina argumentó que, aunque se trata de la primera subasta y el Gobierno debe seguir adjudicando potencia hasta que en el año 2020 se alcancen los 30.000 megavatios a nivel nacional, las reglas del juego han cambiado radicalmente y mientras antes era fundamental que las comunidades autónomas contaran con un marco normativo estable y fueran ágiles en el proceso administrativo de las concesiones, "dos factores que se daban en Castilla y León", ahora priman los costes de producción.

En este sentido, afirmó que "los promotores aragoneses tienen un 4% más de ventajas" sobre los castellanos y leoneses. La ecotasa "se va a notar más en el futuro que nunca y ahora sí es imprescindible retirarla para colocar un aerogenerador en Castilla y León".

Liderazgo
Si Castilla y León quiere mantener su liderazgo en energía eólica y conservar un sector industrial muy potente, es necesario que la Junta elimine la 'ecotasa', que supone entre el 3,5 y el 4% de los ingresos del sector, para que las empresas que ya están instaladas en la región puedan competir en igualdad de condiciones. "Es un disparate que en comunidades como Castilla y León o Galicia exista este tipo de impuesto y que no se aplique en otras regiones como Aragón", sentenció García Tejerina.

Además, insistió que la "ecotasa" supone que "en Castilla y León vamos a salir dos pasos por detrás en cualquier subasta de energía", y pidió a la Junta que sea consciente de que este impuesto, con la entrada en vigor del cambio del modelo energético, es un lastre para los intereses industriales de la Comunidad.

Al mismo tiempo, García Tejerina anunció que confía en que este primer trimestre de 2016 puedan conocerse las primeras resoluciones judiciales a los recursos presentados por APECYL, que en su día consideró que se trataba de un impuesto incosntitucional.

Por último, también indicó que espera el próximo Gobierno no demore la convocatoria de nuevas subastas y que establezca un calendario para alcanzar los objetivos de producción de 2020.

En la actualidad, la Comunidad cuenta con 230 parques eólicos con una capacidad de producción de 5.556 megavatios, lo que supone el 25% de los 23.000 del conjunto nacional. Detrás de Castilla y León aparece Castilla La-Mancha, con 3.806 megavatios, por delante de Andalucía (3.337), Galicia (3.328). Aragón (1.893) y Cataluña (1.268).

25/01/2016
Fuente: 
Agencia Ical

La Junta autoriza a cuatro empresas para construir seis parques eólicos en Valladolid

Las compañías proyectan instalar 108 aerogeneradores en siete pueblos de la provincia y pugnarán por obtener la posibilidad de generar energía en una subasta del Gobierno.

El Gobierno ha dado luz verde a un real decreto que contempla una subasta para 500 megavatios (MW) de potencia eólica y 200 MW de biomasa, que tendrá lugar el próximo 14 de enero y donde empresas del sector pujarán para generar energía a la baja y quedarse con la posibilidad de levantar nuevos parques eólicos. En el caso de Valladolid, cuatro empresas ya han conseguido la autorización administrativa por parte de la Junta de Castilla y León para levantar seis parques eólicos en siete pueblos de la provincia. En concreto, estas cuatro compañías relacionadas con las energías renovables proyectan levantar 108 aerogeneradores en los pueblos de Velilla, Villalba de los Alcores, Quintanilla de Trigueros, Villán de Tordesillas, Robladillo, Montealegre de Campos y Trigueros del Valle.

Es un paso hacia delante en el resurgir de la energía eólica en la provincia. Al menos, así lo pone de manifiesto el secretario general de la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl), Eugenio García Tejerina, quien sostiene que 2016 será el año del renacimiento de los parques eólicos.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó la planificación energética para el periodo 2015-2020, un documento que prevé un incremento medio anual del consumo final de energía del 0,9%. Este hecho permitirá que en todos estos años se construyan aerogeneradores para generar 8.500 megavatios de energía eólica.

Esta medida supondrá que la provincia vallisoletana podrá aumentar la producción de energía generada por el viendo en 516 megavatios hasta el año 2020. Los nuevos parques eólicos deberán construirse cerca de La Mudarra y Tordesillas ya que la energía será vertida en la estación eléctrica de estas dos localidades.

Actualmente, en la provincia existen siete parques eólicos con un total de 157 aerogeneradores que son capaces de producir 257,88 megavatios, una cifra que podría verse incrementada notablemente.

El secretario general de Apecyl se mostró “satisfecho” por el repunte que vive la energía eólica tanto en Valladolid como en el resto de provincias de Castilla y León. Sin embargo, lamenta que la política fiscal determinada por la Junta de Castilla y León limite en gran medida las posibilidades de las empresas que quieren construir sus parques en la Comunidad. En este sentido afirma que “la ecotasa hace que la producción de energía sea más costosa y pone en desventaja a las empresas de aquí frente a otras regiones”.

No obstante, la previsión del Gobierno hasta el año 2020 recoge que Castilla y León debe tener parques para generar 29.500 megavatios, lo que representará que el 25% de toda la energía eólica que se genera en España procederá de Castilla y León. 

04/01/2016
Fuente: 
El Día de Valladolid

APECYL recurrirá ante los tribunales la nueva regulación sobre las renovables

Los ingresos de las eólicas se reducirán en 60 millones de euros por el cambio normativo. «Los continuos cambios de criterio nos desprestigian en el exterior», denuncia el presidente de la patronal eólica de Castilla y León.

La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl) recurrirá ante los tribunales el Real Decreto 413/2014 aprobado por el Gobierno.
El nuevo sistema de retribución a renovables, cogeneración y residuos podría implicar un recorte anual de unos 1.700 millones anuales. El presidente de Apecyl calificó de “escenario extraño” el que se conforma tras la aplicación de este nuevo marco normativo, que afecta a un 100% de las empresas instaladas en Soria. Un 40% de ellas dejará de cobrar primas al haber alcanzado una “rentabilidad razonable” por su antigüedad.
Apecyl se suma a otras muchas asociaciones que prevén presentar demandas al considerar que con la aprobación de esta nueva regulación se quiebra el escenario de seguridad jurídica. En los próximos años podría producirse una cascada de demandas cuya resolución, según el presidente de Apecyl, podría alargarse entre siete y diez años.
Javier Gracia señaló que “no es aplicable un recorte retributivo a instalaciones anteriores a la publicación del Real Decreto” por lo que la asociación que representa presentarán una “demanda” ya que están afectadas por la nueva regulación “el 100% de las instalaciones eólicas de Soria”. El 40% de los parques eólicos de la provincia no seguirán cobrando, puesto que “su antigüedad les ha permitido alcanzar una rentabilidad razonable”.
“La situación es la que teníamos prevista”, indicaba Javier Gracia, quien señalaba que “estas prácticas aprobadas por el Gobierno pueden derivar en una responsabilidad patrimonial del Estado español. “Se produce una paradoja porque los receptores de las indemnizaciones podrían ser en ese plazo inversores extranjeros que compran compañías a precio de saldo”, señaló el presidente de Apecyl. Además, puntualizó que el escenario que resulta de la aplicación del Real Decreto conllevará que las instalaciones que cobren primas tengan un 4% de rentabilidad real. El presidente estimó que “lo normal es que nadie alcance rentabilidades, el objetivo será que todas las sociedades tengan flujos de caja positivos”.
Señaló también que las “revisiones” se producirán cada tres años, por lo que la ley está “llena de aspectos revisables con periodicidad anual o bianual”. De tal modo, la nueva normativa es una regulación “incompleta” que produce una “inestabilidad que asusta”.
Se trata de una medida “recaudatoria” señaló el presidente de Apecyl quien añadió que con esta nueva regulación “no ganamos competitividad en Europa, la energía se hace más cara y se destruye industria”. Por suerte, indicaba Gracia “las empresas instaladas en Soria podrán soportar el cambio”.
“La nueva ley frena las expectativas de expansión en España”, indicó Javier Gracia, quien reconoció, no obstante, que mucha más potencia no se iba a instalar. “La paradoja es que hay un diseño pensado para una situación económica para dos años complicada y servida en bandeja a fondos de inversión extranjeros que sí están viniendo a buscar inversión y está preguntando si alguien tiene apuros para comprar el parque”.
Es un escenario especialmente extraño: el precio de la energía al productor es cada día más alto”, valoró el presidente de Apecyl, quien apuntó que el precio del megavatio/hora ha sido en el primer cuatrimestre del 2014 de 20€ para el productor, mientras que el consumidor ha pagado por la misma cantidad 180€. “La ley sigue dejando cosas abiertas, ha cerrado algunas incógnitas pero lo sorprendente es que podría haber cerrado más y no lo ha hecho”, indicó Javier Gracia, quien consideró que en el nuevo escenario “lo más importante es que se recupere la demanda de energía, lo que será una consecuencia de la recuperación de empleo”.

14/06/2014
Fuente: 
Apecyl